La CIM conversa con estudiantes de colegios secundarios sobre igualdad de género y derechos de las mujeres

moea1

La sensibilización de los y las jóvenes de las Américas sobre la igualdad de género y los derechos de las mujeres forma parte del trabajo que está realizando la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) a través de su Red de Jóvenes por la Igualdad y la No Violencia.

Durante el 33 Modelo de la Asamblea General de la OEA (MOEA) para colegios secundarios, la CIM habló con jóvenes estudiantes de 23 colegios secundarios sobre género y los derechos de las mujeres, con énfasis en el desarrollo de políticas públicas para promover la participación política de mujeres jóvenes de las Américas, fortalecer su autonomía económica y prevenir la violencia a la que están expuestas, haciendo hincapié en la elimininación de estereotipos en el área de educación y en los medios de comunicación.

moea2

El MOEA es un programa de la Organización de los Estados Americanos (OEA) creado con el objeto de promover los valores democráticos entre la juventud del Hemisferio, mediante un ejercicio de simulación de la Asamblea General de la OEA. Este ejercicio familiariza a estudiantes con la labor de la OEA y sus distintas áreas y con sus Estados Miembros. Estos Modelos promueven el desarrollo de liderazgo en las y los jóvenes, así como habilidades de negociación, trabajo en equipo y resolución de conflictos.

El 33 MOEA contó con la participación de  aproximadamente 270 estudiantes de 23 colegios secundarios. Para más información sobre este programa, visite la página oficial. 

Foto 1. La Especialista en Difusión y Redes de Comunicación de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Victoria Abalo, explica la labor de la CIM a  estudidantes del Comité General. 
Foto 2. Representantes Alternos de los Estados Miembros de la OEA hacen sus intervenciones sobre igualdad de género y derechos de las mujeres.

Estados Parte de la Convención de Belém do Pará se reúnen en Ciudad de México

15702597412_1ae32190c0_z

Los días 23 y 24 de octubre se celebró en la Ciudad de México la Primera Conferencia Extraordinaria de Estados Parte del Mecanismo de Seguimiento a la Implementación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención de Belém do Pará”, organizada por dicho Mecanismo (MESECVI) y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), con el objetivo de reunir a las autoridades de los países que ratificaron la Convención para analizar y debatir los avances y desafíos en materia de violencia contra las mujeres.

El evento concluyó con la aprobación del Segundo Informe Hemisférico de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del Comité de Expertas, documento que brinda una mirada regional a los avances y desafíos de los Estados en sus esfuerzos por garantizar el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia. Asimismo, el informe recoge las buenas prácticas de los Estados Parte en la implementación de las recomendaciones y un análisis legislativo en materia de violencia contra las mujeres. Además, promueve herramientas de intercambio entre los Estados y evidencia una hoja de ruta para avanzar en los desafíos de la región y reducir la brecha existente entre el reconocimiento formal de derechos de las mujeres y su plena vigencia.

Asimismo, los Estados aprobaron el Plan Estratégico del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Belém do Pará (MESECVI) 2014-2017 cuyo objetivo es erradicar la violencia contra las mujeres, tanto en la esfera pública como privada, y un grupo de recomendaciones para fortalecer el Mecanismo. El Plan consta de cuatro ejes temáticos: fortalecer la institucionalidad del MESECVI; fortalecer las capacidades técnicas de los Mecanismos Nacionales de la Mujer; proporcionar una respuesta intersectorial a los problemas de la violencia contra la mujer; y concientizar a la sociedad en su conjunto respecto de dicha problemática, así como promover la Convención de Belém do Pará.

Durante la inauguración de esta conferencia, se presentó la “Guía para la Aplicación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer” (ver foto arriba), herramienta que busca fortalecer el conocimiento, la interpretación y la aplicación de la Convención en los Estados Parte.

La Presidenta de la Conferencia de los Estados Parte, Delegada Titular de la CIM y Ministra de la Condición de la Mujer de Costa Rica, Alejandra Mora  Mora, destacó que la región podrá avanzar y seguir profundizando “en los desafíos que imponen la obligación de garantizar un mundo libre de violencia para las mujeres” e instó a los Estados a continuar fortaleciendo el MESECVI “como órgano de referencia para garantizar los derechos de las mujeres en la región”.

En la foto, de izquierda a derecha, figuran Elizabeth Odio Benito (Jueza de la Corte Penal Internacional 2003-2012), Aníbal Quiñones (Representante de la OEA en México), Alejandra Mora Mora (Presidenta y Delegada Titular ante la CIM y Ministra de la Condición de la Mujer de Costa Rica), Lorena Cruz Sánchez (Delegada Titular ante la CIM y Presidenta del Instituto Nacional de Mujeres de México), Carmen Moreno (Secretaria Ejecutiva de la CIM), Martha Lucía Micher (Diputada Federal y Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género ), Luz Patricia Mejía (Secretaria Técnica del MESECVI), Teresa Inchaústegui (Directora del Instituto de Mujeres del Distrito Federal de México), y Ana Güezmes (Representante de ONU Mujeres en México)

Youth Contest on Virtual Violence

Imagen concurso violencia virtual nov 05 2014

Youth Contest on Virtual Violence

Adolescent girls and young women are victims of virtual violence that manifests itself through numerous cases of cyberthreats, bullying, the use of demeaning phrases and stereotyped and violent images in electronic media such as emails, social networks, blogs, text messages and mobile phones. This violence constitutes a violation of women’s right to live free of violence.

In preparation for the 16 Days of Activism against Gender Violence, the Inter-American Commission of Women (CIM) invites you to participate in the “Delete virtual violence” contest and develop your own audiovisual or graphic campaign with concrete proposals to eradicate this violence.

The CIM will select 3 proposals that will be posted on CIM’s Website and social media. The deadline for submitting your proposal is February 8th, 2015.

The selection criteria will be:
-contest theme
-creativity
-quality
-technical skill

1st, 2nd and 3rd prizes: presentation of the graphic/audiovisual campaign to the 2015 CIM Assembly of Delegates. Airfare and hotel expenses will be covered by the CIM.

This contest is open to students between the ages of 18 and 25.

You are allowed to use graphic design software, cameras, tape recorders, and cell phones, among other tools.

General description

New technologies are changing the way in which young people live their relationships and participate in the open world of the social network. While this has positive aspects, it can also raise problems. The technologies currently in use allow someone to know at all times where their partner is, what he/she is doing, who he/she is talking to, what he/she is telling other people … This can lead to disappointment and deception, extreme jealousy, attempts to control and dominate, public humiliation, and even harassment. These manifestations seen in various social networks are sometimes the prelude to a violent relationship or the first signs of establishing a domineering relationship. In many cases they are the result of psychological violence exercised by a partner on a daily basis, and can also be transmitted virtually, with the same implications.

Virtual violence, expressed in insults, defamation, images or videos in cyberspace that denigrate the image of women is a new form of abuse experienced by young people. Legal mechanisms to denounce this violence however, are few. Virtual violence causes moral harm, including threats, and can influence personality and generate low self-esteem, including anger, paranoia, depression and fear. Another type of violence is sending emails with sexually explicit videos, insinuations, messages or files containing pornographic content, instead of using this tool to foster communication.

Invasion of privacy also exists in cyberspace and is considered an act of violence. This occurs when a person enters a social network, blog or a virtual environment without the owner’s consent and uses personal data like videos, pictures or stories. Many times this information is modified, stolen or published.

Society should be responsible for the correct use of technology, and denounce those who use it to harass, violate rights and assault women. Therefore, we invite you to participate in this contest and create your own campaign for Deleting Virtual Violence. Your task will be to design a poster, collage, computer graphics and photography or a 2-5 minute video with a testimonial, documentary or an animation related to any of the topics of the support document.

Images should be in digital format, in color or black and white, between 800 KB to 5MB and in JPG or TIFF format. They should be saved as RGB color mode (even if they are in black and white).

Send your campaign via email to cim@oas.org. The campaign should include a Word document with the name of the author, date of birth, name of the school/university, home phone, email, and title of the campaign: Deleting Virtual Violence

Support document for creating your campaign

For the first time, the Inter-American Convention on the Prevention, Punishment and Eradication of Violence, known as the Belém do Pará Convention, establishes women’s right to live free of violence. This Inter-American treaty adopted in 1994 by 32 of the 34 OAS Member States served as the basis for the design and adoption of laws and policies on prevention, eradication and punishment of violence against women in the States Party to the Convention, as well as the development of national plans, campaigns and the implementation of protocols and care services, among other initiatives. The Convention has made a significant contribution to strengthening the Inter-American Human Rights System.

Through the Belém do Pará Convention, the States Party agreed that
violence against women:
“…constitutes a violation of their human rights and fundamental
freedoms, and impairs or nullifies the observance, enjoyment and
exercise of such rights and freedoms”

How is violence against women defined?
In Article 1, the Convention defines violence against women as “…any
act or conduct, based on gender, which causes death or physical, sexual
or psychological harm or suffering to women, whether in the public or the
private sphere.”

Article 2 recognizes three types of violence:
1. Physical violence
2. Sexual violence
3. Psychological violence

The Convention also highlights three spheres where this violence
takes place:
1. In private life
Violence that occurs within the family or domestic unit or within
any other interpersonal relationship, even when the perpetrator
no longer lives with the victim.
2. In public life
Violence that is perpetrated by any person and occurs in
the community, in the workplace, in educational institutions,
health facilities or any other place; and
3. Violence that is perpetrated or condoned by the state or its
agents regardless of where it occurs

Through the Belém do Pará Convention, States recognized that violence against women:

“…pervades every sector of society regardless of class, race or ethnic
group, income, culture, level of education, age or religion and strikes at
its very foundations”

Gender-based violence is a manifestation of inequality between men and women. It is based on the superiority of one sex over the other, of men over women.

We are all educated differently from childhood, which makes us behave differently. This is called the “process of socialization,” in which we adopt different behaviors that meet the expectations placed on us as men or women. This process takes from birth and, when unchallenged, lasts throughout our lives. It extends to different spheres including family, school and work.

Relationships can be diverse and complex. However, all relationships have common practices, behaviors and gender roles, acquired in childhood, which are learned and reinforced on a daily basis. Many of these practices generate violence. Since we have learned and assimilated these from childhood we tend not to consider them as forms of violence.

What do we mean by physical, psychological and sexual violence?

Physical violence: any action that may cause bodily injury, illness or risk of illness.

Psychological violence: any act that causes or is likely to cause psychological harm. Any act that may undermine someone’s self-confidence and cause suffering such as degrading comments, insults, humiliation, partner control, blaming your partner for everything that happens.

Sexual violence: forcing your partner to have sex against her will by abuse of power, authority or through deceit.

Violence can be measured

The “violencemetre”, a tool that allows for identifying partner violence, shows that physical and psychological violence can be disguised in a playful form. It also indicates that jealousy, threats, constant phone calls, and prohibitions from partners regarding dressing, which are mistakenly perceived as normal situations, ways of affection, attention and love, are indicators of violence (see chart).

Bases del Concurso para Jóvenes “Borremos la Violencia Virtual”

Imagen concurso violencia virtual nov 05 2014

For ENGLISH, click here

Las mujeres adolescentes, jóvenes y niñas son víctimas de una evidente violencia virtual que se manifiesta a través de numerosos casos de ciberacoso, amenazas, frases denigrantes e imágenes estereotipadas y violentas de las mujeres mediante medios electrónicos como emails, redes sociales, blogs, mensajes de texto y teléfonos móvil, lo que constituye una violación a sus derechos a una vida libre de violencia.

En preparación a los 16 días de activismo contra la violencia de género, la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) te invita a participar en el “Concurso Borremos la Violencia Virtual” y a elaborar tu propia campaña audiovisual o gráfica con propuestas concretas para erradicar esta violencia.  Para más detalles consultar el documento de apoyo que se encuentra a continuación.

La CIM seleccionará 3 propuestas que difundirá en su Página Web y en las redes sociales. El plazo para el envío de propuestas es hasta el 8 de febrero de 2015.

 Criterio de selección:

- ajuste al tema

- creatividad

- calidad

- ejecución técnica

1er,2ndo y 3r premio:  presentación por parte de la/el ganador/a del gráfico/video en la Asamblea  de Delegadas de la CIM del 2015 con todos los gastos pagos (ticket y alojamiento).

Esta campaña es para estudiantes de entre 18 a 25 años.

Se podrá utilizar software para diseño gráfico,  cámara fotográfica; así como filmadora,  teléfono celular, entre otros.

Las campañas gráficas y audiovisuales deberán enviarse a cim@oas.org

Antecedentes y documento de apoyo para crear la campaña

Las nuevas tecnologías están modificando la manera en que las y los jóvenes viven sus relaciones para formar parte de un mundo de puertas abiertas, el de las redes sociales. Esto tiene aspectos positivos pero también puede favorecer al desarrollo de ciertas problemáticas . Las tecnologías que se utilizan actualmente permiten conocer en todo momento dónde está tu pareja, qué está haciendo, con quién está hablando, qué le está diciendo la otra persona… Esto puede generar desengaños y desilusiones, pero también  celos exagerados, manifestaciones de control, dominio, humillación pública y hasta acoso. Estas manifestaciones que se ven en las redes son en algunos casos la antesala de una relación violenta o las primeras señales del establecimiento de una relación de dominio. En muchos  casos son manifestaciones del ejercicio de la violencia psicológica en la pareja que se dan a diario y se transmiten además de modo virtual, con las mismas implicaciones.

La violencia virtual, expresada en insultos, difamación, imágenes o vídeos en el ciberespacio que denigran la imagen de las mujeres es una nueva modalidad del maltrato que sufren las jóvenes. Los mecanismos legales para denunciar este tipo de violencia sin embargo, son pocos. La violencia virtual provoca daño moral e incluye amenazas que pueden influir en la personalidad, generar baja autoestima, cólera, paranoia, depresión y sentimiento de miedo. Otro tipo de violencia es el uso del correo electrónico para el envio de videos con contenido sexual, insinuaciones, mensajes o archivos con contenido pornográfico, en vez de utilizar esta herramienta para fomentar la comunicación.

La invasión de privacidad también se da en el ciberespacio y es considerada un acto de violencia. Cuando una persona entra sin consentimiento al espacio que da una red social, un blog o entorno virtual y utiliza datos personales como videos, fotos o historias de vida, sin la autorización del dueño/a; información que muchas veces es modificada, robada o publicada en muros abiertos.

La sociedad debe ser responsable de dar buen uso a las tecnologías, así como denunciar a quienes las utilizan para acosar, violentar derechos y agredir a las mujeres. Por eso te invitamos a que participes de este concurso y elabores tu propia campaña para Borrar la violencia Virtual mediante el diseño de un afiche, collage, infografía o fotografía, así como un video de 5 segundos a 2 minutos de duración con un testimonio, documental o animación que se relacione con los puntos expresados en este documento.

Las imágenes serán en formato digital, en color o blanco y negro, como mínimo 800 KB y un máximo 5 MB en formato jpg. o TIFF, debarán guardarse en modo de color RGB (aunque sean en blanco y negro).

Las campañas se enviarán al correo cim@oas.org. Para el envío de cada campaña, se deberá incluir una ficha con el nombre del autor/a, fecha de nacimiento, nombre de la institución educativa, teléfono particular, correo electrónico y título de la campaña: Borremos la violencia Virtual

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia, conocida como Convención de Belém do Pará establece por primera vez el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Este tratado interamericano adoptado en 1994 por 32 de los 34 Estados miembros de la OEA ha generado la formulación y adopción de leyes y políticas sobre prevención, erradicación y sanción de la violencia contra las mujeres en los Estados Parte de la Convención, formulación de planes nacionales, organización de campañas e implementación de protocolos y de servicios de atención, entre otras iniciativas; y ha sido un aporte significativo al fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Por medio de la Convención de Belém do Pará, los Estados Parte acordaron que la violencia contra las mujeres: “constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades”

Violencia contra las mujeres: ¿Cómo se define?

La Convención, en su artículo 1, entiende por violencia contras las mujeres: ”…cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado…”

En su artículo 2, reconoce tres tipos de violencia:

  1. La violencia física
  2. La violencia sexual
  3. La violencia psicológica

La Convención visibiliza tres ámbitos donde se manifiesta esta violencia:

  1. En la vida privada:

Cuando la violencia se ejerce dentro de la familia, la unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, y aun cuando el agresor ya no viva con la víctima.

  1. En la vida pública:

Cuando la violencia es ejercida por cualquier persona, ya sea que esta se lleve a cabo en la comunidad, en el lugar de trabajo, en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y

  1. Perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, dondequiera que ocurra.

Mediante la Convención, los Estados reconocieron que la violencia contra las mujeres:

“…trasciende todos los sectores de la sociedad independientemente de su clase, raza o grupo étnico, nivel de ingresos, cultura, nivel educacional, edad o religión y afecta negativamente sus propias bases”

La violencia de género es una expresión de desigualdad entre hombres y mujeres. Es una violencia basada en la superioridad de un sexo sobre otro, del hombre sobre la mujer.

Todos y todas somos educados/as desde que somos pequeños de forma diferente y esto hace que seamos y tengamos comportamientos distintos. A esto llamamos proceso de socialización en el cual vamos integrando formas de actuar que responden a las expectativas que se tienen de nosotros/as, según seamos hombre o mujer. Este proceso tiene lugar desde que nacemos y, si no lo modificamos, perdura a lo largo de toda nuestra vida. Y se propaga en diversos ámbitos como son: la familia, la escuela y en el trabajo.

Las relaciones amorosas que mantenemos pueden ser diversas y complejas. Sin embargo, todas tienen como común denominador la práctica de mandatos, conductas y roles de género adquiridos en la infancia, aprendidos y reforzados cotidianamente. Muchas de estas prácticas son generadoras de violencia y al ser hábitos que hemos aprendido o asimilado desde la infancia no los consideramos violencia.

A qué nos referimos con violencia física, psicológica y sexual?

Violencia física: cualquier acción que pueda provocarte daño físico, enfermedad o riesgo de padecerla.

Violencia psicológica: cualquier acción que provoque o pueda provocarte daño psicológico. Te debilita tu autoestima y te provoca sufrimiento como comentarios degradantes, insultos, humillaciones, desvalorizaciones, querer controlar a tu pareja, culparla de todo lo que sucede.

Violencia sexual: te obliga a tener sexo en contra de tu voluntada, abusando del poder, autoridad o a través de engaños y abusos.

La violencia se puede medir

El violentómetro, herramienta que permite detectar práticas de violencia entre las parejas, refleja que la violencia física y psicológica se manifiesta a manera de juego y que los celos, las amenazas, las llamadas constantes al celular, las prohibiciones en la forma de vestir se perciben como situaciones normales, como muestras de cariño, atención y amor, sin embargo son indicadores de violencia (ver cuadro en este enlace).

La CIM presenta la obra Lisístrata |Lysistrata

fotogrupogrande

La CIM continúa con los Talleres de teatro dirigidos a funcionarias/os, consultores/as y pasantes que trabajan en la sede de la OEA en Washington DC.

En este marco con motivo de conmemorar los 20 años de la adopción de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará) y como parte de la campaña de los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, cuyo lema es “De la Paz en el hogar a la paz en el mundo: Derrotemos el militarismo y terminemos con la violencia de género”, la CIM presentará la obra teatral Lisístrata, el próximo 11 de diciembre de 2014 a las 7:00pm en el Salón de las Américas de la OEA.

Esta obra de Aristófanes es una comedia en donde las mujeres griegas utilizan una creativa estrategia para garantizar la paz y poner fin a la Guerra del Peloponeso.

El objetivo de esta iniciativa teatral es impulsar a través del arte el respeto por los derechos y las libertades de las mujeres y visibilizar sus aportes a la construcción de la paz y al desarrollo de los pueblos. En este sentido se busca realzar la imagen de las mujeres como contribuyentes en la vida social y política, así como visibilizar la violencia de género como un obstáculo serio para el desarrollo, goce y ejercicio de sus derechos.

La entrada es gratuita.

Video: Conociendo a los actores y las actrices de Lisístrata.

Video: Conociendo a las y los personajes de la obra Lisístrata.

Para registrarse, siga este enlace.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.